Blog del Centro de Psicología López de Fez _ Psicólogos en Valencia Blog de Psicología. Artículos sobre psicología para adultos, adolescentes y niños.

La Vigorexia: principales síntomas, causas y Tratamiento de la Vigorexia

tu psicologo de valencia te explica como tratar la vigorexia

Obsesión con el desarrollo muscular, desaprobación de la propia imagen, ejercicio físico excesivo… estos son los síntomas más comunes en los pacientes con vigorexia.

Con unos cánones de belleza basados en la apariencia física y en el culto al cuerpo, la vigorexia, también conocida como dismorfia muscular o anoxexia inversa,  está cada vez más presente en nuestra sociedad. ¿El perfil del paciente? Hombre (aunque también afecta a las mujeres en una proporción muy inferior) con una edad comprendida entre los 17 y los 35 años.

Cuando la preocupación por el cuerpo perfecto se convierte en una obsesión puede llegar  a causar problemas psicológicos. Por ello, en este artículo vamos a ver qué es la vigorexia, qué síntomas presentan los pacientes con dismorfia muscular, las principales causas de esta patología y cuál sería su tratamiento psicológico.

¿Qué es la Vigorexia?

La vigorexia es una alteración de la salud en el que la persona se obsesiona por su estado físico hasta niveles patológicos. Estas personas tienen una visión totalmente distorsionada de sí mismas y se ven débiles y enclenques (cuando por lo general suelen tener la masa muscular muy desarrollada).

Los principales síntomas de la Dismorfia Muscular

Las personas afectadas por esta patología suelen mostrar patrones muy significativos:

  • Por lo general, el paciente suele pensar que no tiene el cuerpo adecuado, generando desaprobación, frustración y rechazo al mismo.
  • Ello conduce a una obsesión por tener un cuerpo musculoso.
  • El ejercicio físico se convierte en una prioridad, desarrollando rutinas demasiado exigentes.
  • Consumo de esteroides para lograr el aumento de la masa muscular.
  • Deseo de ganar masa muscular, pero sin generar grasa.
  • Malos hábitos alimenticios, caracterizados por un consumo excesivo de proteínas y carbohidratos.
  • Como en cualquier obsesión, es muy común dejar de lado las obligaciones sociales y profesionales para dedicar todo el tiempo al entrenamiento.
  • Sentimiento de culpa y frustración cuando el paciente no puede realizar su rutina.

¿Cuáles son las principales causas de la Vigorexia?

Existen varios factores condicionantes de la vigorexia. Los principales son:

  • La influencia socio-cultural. Como ya adelantábamos al principio del artículo, los cánones de belleza de la sociedad actual se basan en la apariencia física, generando ansiedad e inseguridad en las personas cuando se comparan con el estándar establecido.
  • Condicionantes psicológicos. Muchas veces la vigorexia tiene su origen en una mala canalización del dolor. Una mala asimilación de las emociones negativas puede  llevar al paciente a desear una musculatura desproporcionada como una especie de armadura.

El tratamiento psicológico de la Vigorexia

El tratamiento psicológico de la dismorfia muscular tiene un doble objetivo:

  • En primer lugar, se pretende que el paciente cambie la forma de relacionarse con su cuerpo con el propósito de superar su preocupación patológica.
  • Pero además, se pretende sustituir los hábitos negativos sociales y relacionales por conductas sanas a nivel personal y social.

Por ello, el tratamiento psicológico se estructurará en 6 fases diferenciadas:

  • Fase informativa-formativa, con el propósito de documentar al paciente sobre la imagen corporal: qué es, cómo se forma, etcétera.
  • En segundo lugar se abordará la distorsión de la imagen corporal dotando al paciente de una visión realista de la misma.
  • A continuación se tratarán los pensamientos sobre el cuerpo.  En este punto se identificarán las carencias que la persona cree que posee y se analizarán hasta qué punto son irreales y nocivas.
  • En la cuarta fase se tratarán aquellos sentimientos negativos que pueden ser causa de la patología.
  • Finalizada la etapa anterior, se tratarán los comportamientos del paciente respecto a su propio cuerpo determinando cuáles pueden ser perjudiciales.
  • Y, por último, se trabajará por evitar  y prevenir posibles recaídas.

 Conclusiones:

La vigorexia es un trastorno emocional caracterizado por una distorsión de la propia imagen corporal y que, por tanto, necesita tratamiento psicológico… ¿Quieres poner fin a este trastorno? Nosotros te ayudamos, tan solo tienes que rellenar este formulario de contacto.

¿Quieres seguir todos nuestros artículos de psicología en Facebook? En ese caso… ¡Pulsa el enlace!

En el Centro de Psicología López de Fez de Valencia realizamos consulta privada en psicología y sexología. Ponemos a su disposición toda nuestra experiencia y profesionalidad. Este Centro de Valencia está formado por un equipo de psicólogos y sexólogos especializados en diversas áreas de la psicología, que trabaja conjuntamente para ofrecerle el mejor servicio, confianza y una atención personalizada y cercana. Ayudamos a las personas a superar sus problemas y a encontrar de nuevo un equilibrio vital y emocional... ¡Contacta ya con nosotros! Psicólogos en Valencia Tlf: 960 800 108 a-lopez@cop.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

*/ * Related Posts /* $theme_show_related_posts = get_option('theme_show_related_posts'); if($theme_show_related_posts == 'true') { get_template_part('template-parts/related-posts'); }