la adicciona internet

Tlf: 960 800 108
a-lopez@cop.es
Contacto  

Niños 
Adolescentes 
Adultos 
Parejas 
Familiar 
Adicciones 
Sexología 
Forense 
Online 
Logopedia 



Habla con nosotros en:
facebook twitter youtube

Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud

Colegio Oficial de Psicologos de la comunidad Valenciana

 Inicio >> Intervención en medios >> Internet era lo único que me hacía feliz (Leer artículo...)

Internet era lo único que me hacía feliz

A continuación, reproducimos el artículo publicado en la revista "Salud Revista.es" en el que la psicóloga Alicia López de Fez, hace referencia a un caso clínico de adicción a Internet.

INTERNET ERA LO ÚNICO QUE ME HACÍA FELIZ

"Se aisló de su familia, de sus amistades y mostraba una violencia inusual en un niño de 16 años. Devoraba las horas encerrado en su habitación frente al ordenador y abandonó sus estudios.

«Estar conectado era lo único que me hacía feliz», reconoce. Tras el nombre ficticio de Mario se oculta el drama real de un adolescente adicto a las nuevas tecnologías. ¿La adicción del siglo XXI?

«No existen todavía unos criterios de diagnóstico específicos y consensuados para estas adicciones, ni en el DSM-IV-TR ni en la CIE-10 (los principales sistemas de clasificación de los trastornos mentales en la comunidad científica). Sin embargo, los casos clínicos recibidos sugieren que el uso excesivo de las nuevas tecnologías es un problema real que afecta gravemente a algunas personas».

Así de tajante se muestra Alicia López de Fez, psicóloga valenciana experta en este tipo de adicción, que trata actualmente a Mario en su clínica. Esta especialista considera que aunque la ‘juventud’ de esta adicción provoca una corriente ecléctica en torno a ella, cada año son más los pacientes que recibe con este tipo de problemas.

El síndrome de abstinencia en la adicción a Internet

«Conviene distinguir entre los siguientes tres niveles: uso, abuso y adicción. Para poder hablar de adicción, la persona ha de experimentar un síndrome de abstinencia cuyas características comunes son, en primer lugar, el intenso impulso para realizar una conducta que trae consigo efectos perjudiciales para la persona, con la consiguiente pérdida de libertad; y, en segundo lugar, la creciente tensión caracterizada por un humor depresivo, irritabilidad, deterioro de la concentración, inquietud o insomnio, por no poder llevar a cabo esa conducta adictiva», detalla la experta.

Mario, el nombre que protege la identidad de un paciente real, arrastraba problemas de desenvolvimiento social que le abocaron a una mala salida: «Era tímido. Debido a mi forma de ser y mi personalidad, era objeto de risas y burlas en las relaciones con mis compañeros de clase. Por eso, pensé que en Internet, especialmente en las redes sociales, podría resolver mi déficit de habilidades sociales
en la vida real», relata.

A todas las edades

Las nuevas tecnologías forman parte de la cultura de los adolescentes y de los no tan adolescentes. La mayor parte las utiliza de un modo correcto, beneficiándose de sus virtudes.

Pero a veces se pierde el control y con él la libertad. Así se sentía Mario: «Tenía dependencia; no era dueño de mi libertad. Sucedió poco
a poco, sin darme cuenta. Te vas distanciando de los amigos porque ya no te lo pasas bien con ellos y solo te sientes bien conectando con gente a través de la pantalla. Era como si mis amigos reales no me comprendieran y los virtuales sí. Me sentía más seguro expresando mis emociones y sentimientos en Internet».

A esta dependencia se le unió su reacción violenta cuando quisieron ayudarle:

«Internet era lo único que me hacía feliz. ¿Cómo reaccionarías tú si te quitaran lo único que te hace sentir bien y nadie lo entendiera?» López de Fez insiste en la importancia de la prevención para evitar que la adicción vaya a más: «Puede ir en aumento si no se toman las medidas oportunas. Es necesario mediante programas de prevención que impliquen a los colegios, a las familias y a los jóvenes y adolescentes, conjuntamente. A veces, una adicción sin droga, como las relativas a las nuevas tecnologías, puede ocultar un trastorno mental o de personalidad subyacente. La adicción puede actuar como una columna de humo que oculta el fuego y hay que averiguar dónde está», valora la especialista.

Terapia efectiva

Ni Mario ni su familia se adelantaron al problema. Ahora, la terapia surte efecto: «La adicción te ciega, ahora ya soy capaz de ver. Quiero volver a estudiar porque dejarlo no me conduce a nada. Lo más difícil ha sido ver el problema que tengo y de sus consecuencias negativas. A partir de ahí todo ha sido más fácil». Mario es uno de los pacientes de López de Fez, pero no el único con patologías similares.
La experiencia le dice que se sale adelante, pero poco a poco y con mucho tacto y cuidado: «La meta terapéutica del tratamiento debe centrarse en aprender a recuperar el control de esa conducta.

A corto plazo, el tratamiento inicial de choque se centra, en una primera fase, en el aprendizaje de respuestas de afrontamiento adecuadas ante las situaciones de riesgo; y, en una segunda fase, en la exposición gradual y programada de las situaciones de riesgo.

Concluida la intervención inicial, es igualmente importante prestar atención a la prevención de recaídas. En esta fase del tratamiento, se prepara a la persona para afrontar las situaciones críticas y para abordar su vida cotidiana de una forma distinta. A nivel terapéutico, la motivación para el tratamiento de las adicciones tecnológicas suele ser mayor que en el caso de las adicciones con droga o adicciones químicas y, esto, anima».

Como explica la psicóloga especialista, el cariño, la comprensión y la estimulación son las mejores armas de lucha. Mario es una buena prueba de ello: «Gracias a la terapia y a la ayuda de mi familia, he salido adelante. Poco a poco he logrado llenar mi vida de otras cosas que también me hacen sentir bien y que alejan mi obsesión; he recuperado la relación con mis amigos de toda la vida y he retomado aficiones que tenía abandonadas: tocar la guitarra y jugar al fútbol. Además, he mejorado mis habilidades sociales y mi autoestima; y he aprendido a identificar y gestionar emociones negativas, como la soledad o el aburrimiento: también tienen un lado positivo».

Si desea ponerse en contacto con nosotros, puede hacerlo en horario de 9 a 21 de lunes a viernes a través del teléfono 960 800 108 y las 24 horas del día a través de nuestro formulario de contacto.

Recuerde que, entre nuestros servicios, se encuentran tanto la terapia presencial, en nuestro Centro de Psicología Clínica en Valencia, como la terapia online, que le permite realizar las sesiones cómodamente desde su domicilio, sin desplazamientos. Si desea saber más acerca de las caracterísiticas y funcionamiento de la terapia online, por favor, pinche aquí.

 
  • “Lo que más me gusta de Alicia es su eficacia: se aprovecha muy bien del tiempo. Identifica rápidamente las cosas que no van y nos...”

    > leer opinion completa
  • “Acudimos a un centro de psicología por primera vez a causa de una grave crisis de pareja y estamos muy contentos de haberlo hecho....”

    > leer opinion completa
  • “Somos una pareja que gracias a tomar la decisión de trabajar terapia de pareja conseguimos con la valiosa ayuda de Alicia, superar...”

    > leer opinion completa
  • “Yo era totalmente escéptico a este tipo de terapias. Pensaba que hablando de mí y de lo que me sucedía no podía llegar a encontrar...”

    > leer opinion completa
  • “Las instalaciones, inmejorables. Trato fenomenal, cercano, amable y con exquisita profesionalidad. Mucha empatía y con buenas...”

    > leer opinion completa
  • “Encontré a Alicia, tal vez en el peor momento de mi vida, cuando de verdad no veía ningún tipo de salida a todos los problemas que...”

    > leer opinion completa
Centro de Psicología López de Fez - Psicólogos en Valencia - Terapia y tratamientos psicológicos personalizados – Psicoterapia para adultos, adolescentes y niños
Google + - Política de Cookies - Política de privacidad - Produce Productos web, s.l. - ilatina

Terapia presencial y Online



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando por la web, entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies.