¿Por qué queremos tener pareja?

Tlf: 960 800 108
a-lopez@cop.es
Contacto  

Niños 
Adolescentes 
Adultos 
Parejas 
Familiar 
Adicciones 
Sexología 
Forense 
Online 
Logopedia 



Habla con nosotros en:
facebook twitter youtube

Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud

Colegio Oficial de Psicologos de la comunidad Valenciana

 Inicio >> Artículos de ayuda >> Artículos de terapia de pareja >> ¿Por qué queremos tener pareja?

¿Por qué queremos tener pareja?

En la actualidad, tener pareja ha pasado de ser algo socialmente deseado a ser una elección personal.

Anteriormente, las personas que estaban cerca de la treintena y no tenían pareja, eran consideradas casi como personas fracasadas y esto empeoraba en el caso de la mujer, que si no se casaba a cierta edad se convertía en una “solterona”.

Por aquel entonces no se planteaba el hecho de que una persona pudiera elegir ser soltera y disfrutar de ello.

Ser soltero en la actualidad

Actualmente vivimos en una sociedad en la que las personas sin pareja pueden gozar con total libertad de todo tipo de beneficios y disfrutar del ocio. Existen locales para “singles”, se disfruta y se sale más con los amigos o compañeros de trabajo, y en definitiva, se tiene más vida social. Asimismo, ya no se necesita pareja para ir al cine, ni al teatro, ni para viajar… ni siquiera para tener relaciones sexuales. Hoy en día existen múltiples formas para conseguir sexo esporádico, tanto por parte del hombre como por parte de la mujer (locales para solteros, internet, etc..).

La liberación de la mujer y su independencia económica del hombre hace que las mujeres ya no necesiten una pareja para vivir una vida plena e independiente. Las mujeres pueden decidir y planificar su maternidad fuera de la pareja, sin que esto suponga un problema.

¿Por qué queremos tener pareja?

Entonces, si el hecho de ser soltero implica ciertas ventajas: ¿por qué queremos tener pareja?

Las personas nos emparejamos buscando la felicidad o, al menos, para alcanzar un estado más agradable que el anterior, porque esto es una regla general del comportamiento humano, de nuestro comportamiento.

Una vez cubiertas las necesidades básicas de supervivencia, las personas tenemos unas necesidades afectivas y sociales muy importantes para el bienestar de la persona.

Estas necesidades son:

  • La necesidad afectiva. Necesitamos sentirnos queridos y querer a los demás; mostrar el afecto, saber recibirlo y sentirnos apoyados y comprendidos emocionalmente. Necesidad de amar y ser amado.
  • La necesidad de contacto sexual. Esta necesidad es evidente desde el punto de vista de la supervivencia de la especie, y también desde el punto de vista de la necesidad de comunicación humana y de intimidad corporal; necesitamos el contacto físico con los demás y buscamos el placer.
  • La necesidad social y de pertenencia. Las personas somos seres sociales, necesitamos a los demás, sentirnos vinculados a un grupo de personas, a alguien que nos enriquece.

¿Cómo se cubren estas necesidades a lo largo de la vida?

Durante la infancia y la adolescencia, estas necesidades están cubiertas por la familia y por el grupo de amigos.

En la edad adulta, los amigos empiezan a disminuir, las responsabilidades personales, económicas y de trabajo nos obligan a priorizar a quién y  a qué  dedicamos el escaso tiempo de ocio. De repente, nos damos cuenta de que ya no tenemos a tantas personas cerca como teníamos antes. Ya no nos sentimos tan apoyados; los amigos ya no están tan disponibles. Estas necesidades dejan de estar cubiertas.

Muchas personas adultas pueden cubrir estas necesidades con diferentes personas. Veámoslo:

  • La necesidad afectiva puede cubrirse con la familia o amigos muy cercanos.
  • La necesidad sexual puede cubrirse con una persona con la cual no mantengan una relación de pareja.
  • Las necesidades sociales y de pertenencia pueden satisfacerse con una vida social intensa.

Pero lo cierto es que la mayoría de personas prefieren tener una pareja: una persona con la que compartir intimidad, afecto, sexualidad y construir un proyecto de vida, de forma exclusiva.

Una pareja sana otorga bienestar y estabilidad. Todo esto, sin dejar atrás a la familia y a los amigos, puesto que pueden y deben mantenerse las relaciones con éstos.

 

 

Si deseas ponerte en contacto con nuestro Centro de Psicología, psicólogos en Valencia, puedes hacerlo en horario de 9 a 20 de lunes a viernes a través del teléfono fijo 960 800 108 y las 24 horas del día a través de nuestro formulario de contacto.

 
  • “Lo que más me gusta de Alicia es su eficacia: se aprovecha muy bien del tiempo. Identifica rápidamente las cosas que no van y nos...”

    > leer opinion completa
  • “Acudimos a un centro de psicología por primera vez a causa de una grave crisis de pareja y estamos muy contentos de haberlo hecho....”

    > leer opinion completa
  • “Somos una pareja que gracias a tomar la decisión de trabajar terapia de pareja conseguimos con la valiosa ayuda de Alicia, superar...”

    > leer opinion completa
  • “Yo era totalmente escéptico a este tipo de terapias. Pensaba que hablando de mí y de lo que me sucedía no podía llegar a encontrar...”

    > leer opinion completa
  • “Las instalaciones, inmejorables. Trato fenomenal, cercano, amable y con exquisita profesionalidad. Mucha empatía y con buenas...”

    > leer opinion completa
  • “Encontré a Alicia, tal vez en el peor momento de mi vida, cuando de verdad no veía ningún tipo de salida a todos los problemas que...”

    > leer opinion completa
Centro de Psicología López de Fez - Psicólogos en Valencia - Terapia y tratamientos psicológicos personalizados – Psicoterapia para adultos, adolescentes y niños
Google + - Política de Cookies - Política de privacidad - Produce Productos web, s.l. - ilatina

Terapia presencial y Online



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando por la web, entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies.