Diferencias entre anorexia y bulimia

Tlf: 960 800 108
a-lopez@cop.es
Contacto  

Niños 
Adolescentes 
Adultos 
Parejas 
Familiar 
Adicciones 
Sexología 
Forense 
Online 
Logopedia 



Habla con nosotros en:
facebook twitter youtube

Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud

Colegio Oficial de Psicologos de la comunidad Valenciana

 Inicio >> Anorexia >> Diferencias entre anorexia y bulimia (Leer más...)

Diferencias entre anorexia y bulimia

En ocasiones, existe una cierta confusión a la hora de diferenciar las características de la anorexia y la bulimia. Esta confusión puede haberse producido debido a que ambos trastornos presentan diversas similitudes a lo largo del desarrollo del trastorno y, además, un grupo numeroso de casos de anorexia desemboca en un trastorno bulímico.

Aunque las clasificaciones actuales al uso, conceptúan la anorexia y la bulimia como dos entidades separadas, sus coincidencias son tan importantes que en la clínica no siempre se diferencian estrictamente.  De hecho, muchas pacientes con perfil anoréxico desembocan, más pronto o más tarde, en un perfil bulímico.

Semejanzas entre anorexia y bulimia:

✔ Ambas utilizan su peso y su figura como base de su valía personal. Los dos grupos de pacientes piensan que la delgadez les va a resolver todos sus conflictos y que la “gordura” es lo peor que puede sucederle a un ser humano. La “gordura” es su único problema. Esta focalización en la comida y el cuerpo les hace perder interés por cualquier otra cosa. Lo demás, es menos importante o no tiene importancia ninguna. Prefieren estar enfermas a no estar delgadas.

✔ Ambas tienen dificultades muy importantes en la percepción y en la aceptación de su talla y su peso.

✔ Muchas pacientes anoréxicas tienen atracones como las bulímicas o los desarrollan en el transcurso de la enfermedad.

✔ Ambas pueden tener comportamientos purgativos. Aunque las conductas purgativas que ocurren tras el atracón son requisito indispensable para diagnosticar el trastorno bulímico, existe a su vez un grupo de pacientes anoréxicas, llamadas purgativas, que realizan este tipo de conductas tras haber ingerido mínimas cantidades de comida.

✔ Ambas tienen un estilo cognitivo perfeccionista, dicotómico, sin un punto de referencia intermedio entre el todo y la nada. Un solo dato es interpretado por ambas como el todo y los errores se consideran fracasos catastróficos sin posibilidad de solución. Durante el trastorno su mente se llena de pensamientos obsesivos acerca de la comida, el peso y temas relacionados.

✔ De todas las actitudes que adoptan las pacientes en su existencia, el perfeccionismo, la búsqueda obsesiva por lograr “no cometer error “, es la característica esencial de los trastornos y está siempre presente en ambos grupos de pacientes. La paciente va a pedir continuamente certidumbre total en variables que nunca pueden ser totalmente ciertas. No podemos nunca decir a la paciente. “si comes según las recomendaciones alimentarias no caerás en la bulimia…”, “no te engordarás”. Aunque sea mínimo el riesgo, la paciente anoréxica no está dispuesta a correrlo y no da el paso a mejorarse. Y la paciente bulímica no se lo cree y sigue purgándose. Es, este miedo al descontrol, lo que les ata a la patología.

✔ Ambas tienen muchas dificultades para sentir e interpretar adecuadamente sus sentimientos y emociones. Su estado de ánimo es muy fluctuante y depende de lo que les ha marcado la báscula, cómo se han visto en el espejo, o cómo les ha quedado la exigua talla que tratan de ponerse.

✔ Ambas tienen una gran inseguridad interior, son muy autocríticas y buscan una perfección inalcanzable en todo lo que hacen.

Diferencias entre anorexia y bulimia:

✔ La persona anoréxica mantiene un peso por debajo de lo normal. La paciente bulímica mantiene su cuerpo alrededor del peso normal, aunque fluctúe con mucha frecuencia.

✔ La persona anoréxica no come o come muy poco. La bulímica, después del ayuno, come de forma excesiva.

✔ La persona anoréxica quiere ser una chica frágil, pequeña y delicada; la paciente bulímica quiere ser una joven exitosa, perfecta y admirada.

✔ La posición anoréxica se identifica por la austeridad, el “sacrificio”, el “ascetismo”; la posición bulímica por la voracidad y la auto-indulgencia.

✔ La persona anoréxica no exige, se conforma, se desapega de sus deseos, se aleja de todo, se aísla. La paciente bulímica exige todo a los demás de manera impulsiva; no tiene tiempo, lo quiere “ya”. Se siente muy fácilmente frustrada en cuanto las cosas no salen como ella quiere o con la prontitud que ella quiere.

✔ La persona anoréxica presenta unos rasgos de personalidad similares en todas ellas: introversión, evitación del riesgo, obsesiones, ansiedad. En las pacientes bulímicas es más frecuente la depresión, fluctuaciones rápidas del estado de ánimo, búsqueda continua de sensaciones nuevas, deseos de riesgo e impulsividad.

✔ La posición anoréxica implica mayor control, más orden, pero también menos “vida”, más frío -en sentido figurado y real-, menos percepción y expresión de emociones. La posición bulímica implica más descontrol, impulsividad más evidente, caos de horarios, desorden en la habitación, exceso en las salidas nocturnas. Es mucho más impulsiva en todas sus conductas. Es más probable que abuse de las drogas o que se meta en situaciones sexuales destructivas.

✔ La persona anoréxica generalmente pierde todo interés por la sexualidad, o incluso nunca desarrolla ese interés. No suele tener novio o lo pierde durante el trastorno. Si lo conserva, éste puede convertirse en un “enfermero” o en elemento de mantenimiento del trastorno por la insistencia hacia la paciente para que “engorde”. La paciente bulímica suele tener numerosos “novios”. Mantiene relaciones excesivamente dependientes y puede tener problemas con esa dependencia en cuanto la relación dure mínimamente. La paciente bulímica pide al chico con el que sale que le dé todas las respuestas que necesita en su vida, que llene su vacío existencial continuamente, se convierte en un “hombre sustancia”.

Si deseas ponerte en contacto con nosotros, puedes hacerlo en horario de 9 a 21 de lunes a viernes a través del teléfono 960 800 108 y las 24 horas del día a través de nuestro formulario de contacto.

Recuerda que, entre nuestros servicios, se encuentran tanto la terapia presencial, en nuestro Centro de Psicología Clínica en Valencia, como la terapia online, que te permite realizar las sesiones cómodamente desde tu domicilio, sin desplazamientos. Si deseas saber más acerca de las caracterísiticas y funcionamiento de la terapia online, por favor, pincha aquí.

 
  • “Lo que más me gusta de Alicia es su eficacia: se aprovecha muy bien del tiempo. Identifica rápidamente las cosas que no van y nos...”

    > leer opinion completa
  • “Acudimos a un centro de psicología por primera vez a causa de una grave crisis de pareja y estamos muy contentos de haberlo hecho....”

    > leer opinion completa
  • “Somos una pareja que gracias a tomar la decisión de trabajar terapia de pareja conseguimos con la valiosa ayuda de Alicia, superar...”

    > leer opinion completa
  • “Yo era totalmente escéptico a este tipo de terapias. Pensaba que hablando de mí y de lo que me sucedía no podía llegar a encontrar...”

    > leer opinion completa
  • “Las instalaciones, inmejorables. Trato fenomenal, cercano, amable y con exquisita profesionalidad. Mucha empatía y con buenas...”

    > leer opinion completa
  • “Encontré a Alicia, tal vez en el peor momento de mi vida, cuando de verdad no veía ningún tipo de salida a todos los problemas que...”

    > leer opinion completa
Centro de Psicología López de Fez - Psicólogos en Valencia - Terapia y tratamientos psicológicos personalizados – Psicoterapia para adultos, adolescentes y niños
Linkedin - Aviso Legal - Produce Productos web, s.l. - ilatina

Terapia presencial y Online



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando por la web, entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies.