Sexualidad en la tercera edad

Tlf: 960 800 108
a-lopez@cop.es
Contacto




Habla con nosotros en:
facebook twitter youtube

Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud

Colegio Oficial de Psicologos de la comunidad Valenciana

 Inicio >> Sexualidad >> Sexualidad en la tercera edad

Sexualidad en la tercera edad

Los resultados de los estudios son claros en sus conclusiones: la gran mayoría de las personas, si gozan de buena salud, siguen siendo activas sexualmente de forma regular casi hasta el final de sus días. O para decirlo más claramente, el 70 % de las personas sanas de 70 años continúan siendo sexualmente activas y tienen relaciones sexuales al menos una vez a la semana y, normalmente, más a menudo.

Aunque por lo general se cree que el sexo no es importante después de la mediana edad, en realidad es al contrario y el sexo, a menudo llega a ser más, y no menos, importante a medida que la persona se hace mayor. Esto es así porque el sexo es el último proceso biológico que proporciona placer en deteriorarse. Es una fuente de gratificación que se mantiene viva en un proceso de envejecimiento en el que la persona va a menos y que le permite conectar con las alegrías de la juventud.

Mitos sobre la sexualidad en la tercera edad

Muchas personas de nuestra sociedad tan sólo ven apropiada la actividad sexual entre la gente joven. Esta creencia forma parte de una serie de mitos culturales sobre la sexualidad en la tercera edad, los cuales incluyen las siguientes ideas:

  • Que las personas mayores no tienen relaciones sexuales.
  • Que las personas mayores que tienen impulsos sexuales no son normales.
  • Que los hombres que se interesan por el sexo son "viejos verdes". 

De esta forma, la mayor parte de los cambios sexuales en esta etapa se refieren a aspectos culturales y sociales relacionados con el sexo en la tercera edad, es decir, a la consideración de gran parte de la población de que las personas de la tercera edad no pueden mantener relaciones sexuales o a la actitud negativa que se adopta desde la sociedad con expresiones tales como la mencionada (“viejo verde”).

Cambios biológicos y físicos asociados

Es evidente que existen unos cambios biológicos y físicos que van a condicionar la sexualidad en la tercera edad. Muchas personas se entristecen o se desaniman por los cambios físicos que obviamente tienen lugar con la edad: aparecen las arrugas, las canas, el tono muscular disminuye y se produce una tendencia al aumento de peso (especialmente si no se hace ejercicio regularmente). Todo ello hace que se vean menos atractivas de lo que eran.

Con respecto a los cambios en la excitación sexual asociados con la edad, existen diferencias entre hombres y mujeres. Veámoslas:

  • Cambios en la excitación sexual de las mujeres: miotonía reducida (tono muscular), lubricación vaginal reducida, incremento menor del tamaño de los pechos durante la excitación sexual, intensidad reducida de los espasmos musculares en el orgasmo.
  • Cambios en la excitación sexual de los hombres: mayor intervalo de tiempo para alcanzar la erección y el orgasmo, necesidad de una estimulación más directa para alcanzar la erección y el orgasmo, menor cantidad de semen emitida durante la eyaculación, las erecciones pueden ser menos firmes, los testículos pueden no elevarse tanto en el escroto, contracciones orgásmicas menso intensas, menor necesidad de eyacular durante el sexo, periodo refractario más prolongado.

Aspectos psicológicos y biográficos asociados

Sin embargo, la vivencia de la sexualidad en la tercera edad no sólo va a depender de aspectos biológicos y físicos, sino de la historia personal de cada cual que se ha ido configurando desde el nacimiento y que incluye aspectos como la aceptación del propio cuerpo, del cuerpo del otro, la aceptación de uno mismo y de los demás y la facilidad para establecer relaciones afectivas y de comunicación.

¿Las personas de la tercera edad pueden tener una vida sexual plena?

A pesar de que algunas funciones físicas decaen, las personas mayores pueden seguir llevando una vida sexual plena. Numerosos estudios revelan que conductas tales como el coito y la masturbación siguen presentándose y en definitiva el deseo sexual se mantiene hasta la muerte. De hecho, los años de experiencia sexual pueden compensar cualquier disminución de la sensibilidad física.

Desafortunadamente, las personas que exageran los cambios esperados en su respuesta sexual, pueden concluir que su vida sexual ha terminado y perder el interés por las actividades sexuales e incluso dejar de expresar cualquier aspecto físico. La disponibilidad de un compañer@ sexualmente interesado y que muestre apoyo puede ser el factor más importante para continuar con una vida sexual activa.

Si desea ponerse en contacto con nuestros especialistas en sexología clínica, en Valencia, puede hacerlo en horario de 9 a 20 de lunes a viernes a través del teléfono fijo 960 800 108 y las 24 horas del día a través de nuestro formulario de contacto.

 
Centro de Psicología López de Fez - Linkedin - Aviso Legal
Centro de sexología en Valencia formado por sexologos con experiencia en el tratamiento de problemas, trastornos y disfunciones sexuales
Produce Productos web, s.l.